Publicado el Deja un comentario

22 DE FEBRERO DEL 2020, UNA FECHA PARA RECORDAR

Hoy es un día importante para el sector agrícola, en Ciudad Real, se celebra un encuentro de pequeñas asociaciones que tienen como finalidad crear algo distinto y representativo, alejado de las grandes organizaciones que han demostrado que no han sabido estar ni responder durante años a las necesidades de los agricultores. Sus decisiones tomadas sin la necesaria participación del conjunto de sus asociados, las han llevado a una falta de credibilidad absoluta, pero también han llevado al sector al punto donde hoy se encuentra. Hasta tal punto esa es la realidad, que el estallido del campo echándose a la calle un día sí y el otro también durante las ´casi seis semanas que se lleva de manifestaciones y concentraciones o cierre de carreteras, comenzó precisamente, no por las organizaciones agrarias, comenzó por una pequeña asociación que ha ido creciendo cada vez más como es LA UNIÓN DE AGRICULTORES INDEPENDIENTES en Almería o ASEPREX en Extremadura, LA PLATAFORMA POR UN PRECIO JUSTO PARA EL PLÁTANO desde Canarias. Luego se han ido uniendo otras, y ese es el resultado de lo que hoy se está dando en Ciudad Real, donde más de dieciséis asociaciones van a dar carta de naturaleza a esa gran federación.

Ahora llegan intentando liderar todo tipo de manifestaciones, y todo tipo de reuniones desde el ministerio a las comunidades autónomas, pero siguen haciéndolo a su aire, o lo que es igual, se reúnen las tres en pequeño comité y deciden lo que hay que hacer, decir y firmar, y claro falta lo importante la participación de los agricultores, eso es lo que se echa en falta, eso es lo que las hace no creíbles y con razón.

Por delante queda todo un ni trabajo no sólo reivindicativo en precios, que sería lo más urgente, por la ruina a la que los intermediarios y la gran superficie por mucho que digan que ellos no son, han llevado al sector, pero como dicen los pequeños y medianos agricultores, con el silencio cómplice de las organizaciones agrarias. Seguramente más pendientes de las subvenciones que de la situación del campo.

La credibilidad entre otras muchas cosas la aporta la participación de la base no la decisión de las cúpulas, en toda organización las decisiones no se pueden hacer desde los despachos, y más en las actuales circunstancias en las que se encuentra el sector. La no participación de la base, ha llevado al sector a una falta de compromiso y al silencio de su problemática. Por parte de las organizaciones se han creído que eran dioses y que podían manejar al sector como quisieran, se han arrimado al sol que supuestamente más calentaba, el de la foto con los ministros, los consejeros o en Europa, no supieron digerir esas fotos o la presencia en los medios, y , aunque ahora quieran seguir haciendo lo mismo desde la presencia en los medios hasta las reuniones con el ministro, ya no les vale, su caudal de credibilidad está seco, y como digo, ya no lideran, y eso las administraciones lo deberían tener en cuenta si de verdad quieren solucionar el conflicto.

La esperanza de miles de agricultores está puesta en esa reunión de Ciudad Real, del acuerdo al que se llegue, de la capacidad que tenga esa federación para ser transparente y participativa, de la capacidad democrática que tenga para dar los pasos necesarios para la recuperación del sector, no va a ser tarea fácil, los palos en las ruedas para que no caminen serán muchos incluso desde el mismo sector ya lo han visto y sufrido algunas asociaciones. Por eso desde aquí, no les deseamos suerte, les deseamos humildad y compromiso, pero también que la participación del pequeño y mediano agricultor sea santo y seña de esta nueva federación, el tiempo lo dirá por sus logros, y para que esos logros fructifiquen, escuchen, no se cansen de escuchar a todos, no se crean que se lo saben todo, y no den nada por hecho hasta que no esté de verdad hecho.

Deja un comentario