Publicado el

El ministerio de Agricultura confirma a COAG que las propuestas de contratos de Azucarera incumplen la Ley de Cadena Alimentaria

  • El MAPA afirma que no es correcto indicar que las partes desconocen cuál es el coste de producción del cultivo de remolacha y que no se pueden incluir las ayudas de la PAC en el cálculo del precio para cubrir los costes.

El ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha confirmado a COAG que las propuestas de contratos presentadas por AB Azucarera a los remolacheros incumplen la Ley de mejora de la Cadena Alimentaria. Así lo ha traslado el MAPA en una carta remitida a esta organización, tras la consulta presentada por el sector remolachero de COAG ante la identificación de posibles cláusulas abusivas e ilegales en los contratos.

En primer lugar, el ministerio afirma que “si el precio es o tiene una parte variable, uno de los factores que obligatoriamente debe tenerse en cuenta es el coste efectivo de producción, calculado teniendo en cuenta los costes de producción del operador efectivamente incurridos, asumidos o similares”. Asimismo, recuerda que “estos costes de producción deben ser la base de la negociación de los contratos escritos y consecuentemente, el precio pactado entre el productor primario o una agrupación de éstos y su primer comprador debe cubrir el coste efectivo de producción, por lo que, no parece correcto indicar en el contrato alimentario que las partes desconocen cuál sea dicho coste.

Indica también que “las ayudas o subvenciones al cultivo no estarían relacionadas con los costes efectivos necesarios para producir un producto, debiendo ser consideradas, por tanto, como ingresos”. Es decir, no se pueden incluir las ayudas PAC para cubrir esos costes efectivos, tal y como se había reclamado desde COAG.

Desde COAG llevamos tiempo reclamando que las condiciones de compra de remolacha azucarera, (incluidos los contratos de suministro previos a la siembra), se deben negociar dentro de acuerdos escritos interprofesionales como dice el artículo 125 del reglamento 1308/2013, que precisamente tiene como uno de sus objetivos fortalecer el poder de negociación de los productores. COAG lleva pidiendo tiempo a Azucarera poder negociar estos acuerdos para asegurar que cumplen la legislación y que sean de interés para los agricultores. “Pero todos los años nos encontramos con propuestas de contratos justo antes de las siembras, sin margen alguno para la negociación y que van en contra de los intereses de los agricultores, como es el caso del laudo arbitral ganado recientemente a Azucarera y que ha supuesto recuperar 6 millones de euros para los remolacheros”, ha subrayado el portavoz del sector remolachero de COAG.

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS?

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.