Publicado el Deja un comentario

EL SECTOR PRIMARIO O PONE EL PRECIO POR SU TRABAJO O SI SE LO PONEN OTROS YA SE SABEN LAS CONSECUENCIAS.

El sector primario tiene que ir pensando en como dilucidar su futuro, es ahora o nunca. Pensar que el gobierno o los gobiernos les van a sacar las castañas del fuego es lo mismo que pensar a estas alturas que la Tierra es plana, o que todos somos buenos y solidarios, o que los bancos son los mejores amigos del ser humano y que todo lo que hacen es por nuestro bien con su generosidad ilimitada. Queda claro que el libre comercio está diseñado para que unos pocos sean los dueños y señores de la producción mundial y de los hilos que mueven esa producción.

Por consiguiente ningún país occidental, y estaría por afirmar que salvo Cuba que le ha hecho, le hace y seguirá haciéndole frente al gigante que tiene a tiro de piedra, y en el que se posicionan las más grandes de las corporaciones planetarias, los gobiernos y las clases dominantes de pocos o muy pocos países, se plantean un cambio de escenarios económico más justo y equitativo a nivel planetario, más bien todo lo contrario, cada vez más se nota una riqueza más concentrada. Hasta hace unos años, los grandes poderes económicos no se habían fijado en la importancia estratégica que el sector primario tiene, y por consiguiente este, aun sin ayudas vivía cómodo y sin sobre saltos. Pero la entrada en juego de las grandes cadenas de supermercados ha hecho posible que todo cambie, que para el pequeño y mediano agricultor la supervivencia está justo en poder reinventarse, en hacerle frente a la acaparación del mercado por parte de las grandes cadenas.

En ese hacerle frente está en la utilización de la tecnología, no solo para cultivar, también para vender, queda claro que la ciudadanía, cada vez más exige cercanía y frescura por una parte, y comodidad y calidad por la otra, y la lucha de la cercanía y frescura la tiene el pequeño y mediano agricultor junto con la agricultura familiar, solo le falta aportar a la ciudadanía la comodidad, es decir, que me lo pongan en casa, y si encima me resulta más barato ya que el intermediario deja de existir en ese proceso, y lo que gana la gran superficie se lo puedo ahorrar, pues como es normal, miel sobre hojuelas, como dirían los chinos, ganar ganar ganamos todos, un negocio es bueno siempre que puedan ganar todos, de lo contrario es la ruina de unos y el enriquecimiento de pocos, en este caso del agricultor o miembro del sector primario.

La ciudadanía que es la destinataria final, es la que tiene la palabra, y la que juzgará si vale la pena confiar en el sector o no, el sector solo tiene que cumplir con la honestidad de su trabajo que ya lo hace, con la calidad y frescura que también lo hace, y con la seguridad y el respeto hacia la clientela, en eso se basa el encuentro entre el sector primario y la ciudadanía, la alimentación no es una fabrica ni puede serlo, como tampoco puede ser un negocio especulativo, es lo más necesario para que todo lo demás funcione, el trabajo en todos y de todos los sectores depende de la alimentación, no al revés.

De la alimentación depende hasta la buena salud, y eso es un gran ahorro del que los economistas no tienen idea, y que por eso no se incluye en el PIB, no es algo tangible cuantitatívamente hablando, pero es de una importancia cualitativa veraz he imprescindible.

Por eso es tan estratégico el sector primario, por eso los fondos buitres le han echado el ojo, por eso las grandes cadenas de alimentación intentan controlar lo que comemos, por eso entendemos que hacerles frentes no puede hacerse a pecho descubierto, hay que utilizar algo nuevo y capaz de convencer a la ciudadanía que la oferta de calidad y seguridad alimentaria no está en lo que nos llega de los países terceros, está en lo que se produce más cercano y en las condiciones de mayor seguridad, pero también que lo mismo que te llevan a tú casa la compra, los productos de frescura, cercanías, calidad y seguridad para ti y los tuyos.

Y para los agricultores es la mejor forma de que los precios a tu producción no los ponga, ni el intermediario, ni la gran superficie, eso sería lo que dignificaría el trabajo de todo lo mucho y bien que se hace.

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS?

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

¿Qué hay detrás de la firma del acuerdo Europa – Mercosur ?

Políticos y funcionarios están al servicio no de esos poquitos y sí del pueblo que les paga sus salarios con sus impuesto, pero algunos parecen que no han entendido que están al servicio de la ciudadanía y no de la gran empresa.

La magnitud de los fondos agrarios europeos para garantizar la actividad agropecuaria en Canarias

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, ha explicado hoy, martes 20 de abril, en la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior del Parlamento, la importancia de los fondos agrarios europeos para compensar la lejanía e insularidad de Canarias como RUP y garantizar la continuidad de la actividad agropecuaria y el desarrollo rural de las islas. Vanoostende, puso de manifiesto […]

LO IMPORTANTE ES LA CALIDAD NUTRICIONAL, NO LA CANTIDAD DE LA PRODUCCIÓN

En esta crisis a los únicos que no afectan por mucho que se diga es a la gran distribución, no hay nada más que ver los precios en los lineales para ver y saber que que del campo al super, el precio de la mayoría e los productos se pueden multiplicar por cinco y a veces por más, con lo cual los únicos que pierden siempre son dos sectores, el que produce y el que consume.

Deja un comentario