Publicado el Deja un comentario

HAGAN ALGO PARA AYER YA QUE MAÑANA NO EXISTIREMOS.

Fernando Aleman.

Adan Carrilero.

La venta directa se hunde sin remedio, sin que nadie haga nada por remediarlo, el cierre de los  canales de venta como restaurantes, hoteles, comedores escolares,o lo que más importante para el consumidor y el sector, el cierre de los mercados de agricultores, todo eso unido a la crisis sanitaria hace posible que el pequeño y mediano agricultor consuma su debacle.

La crisis sanitaria que estamos sufriendo a causa de la pandemia del Covid-19,está golpeando con fuerza a esta parte del sector que con gran esfuerzo realizan la venta directa a consumidor, demasiadas dificultades encuentran desde las aministraciones que no sacan ninguna posibilidad de venta y consumo con las medidas sanitarias correspondientes, que pueden ser incluso mejores que las que las grandes superficies aporta, eso haría posible darle salida a una producción muy necesaria para la ciudadanía, pero imprescindible para mantener la economía en la agricultura familiar.

Ante este cierre de los canales de venta, la economía de muchos pequeños agricultores se va a ver muy alterada y muchos ya  “no saben qué hacer con la cosecha”, solo los que apostaron por la venta “on line” no sólo encuentran salida a los productos sino que están aumentando sus ventas.

Hace años empecé con la venta online no solo por web sino también vendo a grupos de consumo, grupos whatsapp o facebook las ventas en las redes se me han triplicado,porque las grandes superficies han fracasado en surtir a consumidor “¿como van aguantar el tirón la gran superficie si traen productos del otro lado del mundo?” nos relata este agricultor.

yo no puedo parar y cada vez que voy a entregar las cajas a mensajería es como jugar a la ruleta de la fortuna nos comenta ,es un verdadero incordio  no se sí ese día podré llevarlas todo dependerá sí la autoridad competente se a levantado con buen pie o de mala ostia, sí se levanta de malas me encontraré que me tengo que volver a casa con los pedidos,”yo tengo una tienda viva y no puedo parar”.

Esta lamentable situación empieza a observarse en los viveros donde los agricultores compran las plántas para sus cultivos, el cierre de estos canales nos está matando nos comenta el viverista, tengo cientos de bandejas en invernadero, por que muchos de mis clientes agricultores no van a sembrar este verano, por que no saben donde van a vender sus productos,”algunos ya se han dado de baja y a esperar tiempos mejores”me dicen ¿y ahora qué hago con toda esta inversión tirarla a la basura?

Muchos están tirando de la venta a domicilio por que no tienen otra salida,”estoy llamando amigos,conocidos a cualquiera que tenga en mi agenda para sacar lo que pueda de mi producción esto en un sin vivir” nos relata otro agricultor, después de un largo dia de trabajo se recorre distintas poblaciones para la venta a domicilio y nos lo dijo bien claro que est aprimavera no plantara.

Muchos se llenan la boca de que el sector debe prescindir del intermediario, dedicarse a la venta local y sin intermediarios ¿ahora qué hacemos? pero parece que desde los despachos de la administración se han quedado sin ideas, desde los ayuntamientos a los gobiernos autonómicos, y como no cuentan con la base, con el sector, puede que lo que suceda es que se puedan quedar sin esa agricultura familiar, de cercanías, que miren por donde es la que mantiene a esa España mal llamada vaciada 

Deja un comentario