Publicado el Deja un comentario

LA SITUACIÓN EN GRAN CANARIA PARA EL PEQUEÑO Y MEDIANO AGRICULTOR ES TERRORÍFICA.

Fernando Aleman.

Adan Carrilero.

Sin que esto sirva en absoluto de una crítica feroz y destructiva, es evidente que Canarias necesita con urgencia una planificación muy seria para poder tener un porcentaje real de soberanía alimentaria. No podemos estar a expensas de lo que nos llega de fuera, sería una esclavitud muy grande y una dependencia insostenible.

Llevamos años escuchando por parte de la administración lo de la soberanía alimentaria, pero la soberanía alimentaria no es sólo el vino y el queso, la soberanía alimentaria incluye todo el arco del sistema alimentario y la calidad del mismo.

Pero lo cierto es que los avances han sido muy buenos para el vino y el queso, a los que hay que reconocer sus excelentes calidades y su potenciación en los mercados nacionales y turísticos.

Resultado de imagen de quesos y vinos canarios

Pero el vino y el queso no es en absoluto la soberanía alimentaria aunque forme parte de ella, no todo el mundo come queso todos los días, ni toma vino todos los días. Por consiguiente la soberanía alimentaria es algo más que eso, es potenciar todo lo que comemos, salvo productos que no son viables, pero que tampoco son imprescindibles. Pero hay otros que sí que lo son por sus valores nutritivos y marcados en el ADN de nuestros congéneres, es lo necesario para el potaje casi cotidiano, o para las ensaladas, las dos comidas muy necesarias para una dieta sana y equilibrada.

Tenemos que potenciar en su justa medida, una ganadería para los lácteos y las carnes en la medida que nuestro territorio lo permita, y en esto hay ser muy claros, conseguir una dieta equilibrada desde esa soberanía alimentaria, implica también superar infinidad de trabas administrativas que impide el desarrollo de nuestra ganadería en vacuno por ejemplo, y que estas no superen un máximo de cabezas cada ganadería.

Pero aunque digan algunos que no, ni podemos cambiar en un día la mentalidad y hacernos vegetarianos todos, o por decirlo de otra manera, cada uno irá tomando la decisión en cuanto a lo que tiene y debe comer, las imposiciones nunca han sido buenas, y la dictadura hace tiempo que la hemos dejado atrás.

Resultado de imagen de dieta mediterranea

Pero como las desgracias nunca suelen venir solas, ahora nos encontramos con esta crisis del COVID-19 y nos encontramos con algo nuevo de lo que supone la dependencia exterior.

En Gran Canaria se está dando un caso de lo más anómalo y malvado para la producción local, los supermercados están muy bien surtidos de productos frescos, de donde son no lo sabemos, pero lo que si sabemos es que las grandes superficies no quieren comprar con lo cual en el Mercalaspalmas se empieza a tirar productos perecederos porque nadie los compran. Y eso si que es grave por la debacle económica que supone para la ya muy precaria economía de la agricultura familiar.

Resultado de imagen de tiran productos en canarias

Las preguntas que se hacen son las siguientes, ¿qué hacemos con el producto? ¿Tenemos alguna ayuda para poder seguir trabajando ? ¿Tenemos algún derecho y si lo tenemos dónde nos tenemos que dirigir ? Esa es la situación.

No sólo dependemos del exteriór, también esa dependencia puede hacer esas carambolas y que en época de crisis como esta, la situación empeore también en el sector.

Por eso desde esta página lo que pedimos es que las ayudas no sólo se queden en una parte de la población que se la merecen y mucho, pero también, que un sector tan importante por ser de suma necesidad como el primario, las ayudas también les lleguen para poder seguir levantando el sector, pero también para en caso demás restricciones en la movilidad nos sintamos un poco más seguros.

Para esta anómala situación y por la urgencia que significa, al gobierno solo le queda una salida, tiene una empresa que es GMR, que se haga cargo de esa producción y que asuma los costos para que los agricultores puedan seguir plantando y dándonos de comer, esa sería una solución que a la empresa no le saldría muy cara, pero que como digo al agricultor seria oxígeno para vivir.

Deja un comentario