Publicado el

LO QUE LA SEMANA NOS DEJA, QUE POR CIERTO NO ES NADA AGRADABLE.

Esta semana no es precisamente como para darle una medalla por lo bien que se ha portado, el COVID-19 sigue haciendo estragos en diferentes comunidades autónomas, y muchos jóvenes, con la permisividad de los padres, no han terminado de entender que el COVID-19 sigue al acecho y que al menor descuido que tengamos con el, volverá a tener la misma virulencia que tuvo en marzo y abril.

Los datos del contagio de esta semana siguen siendo catastróficos con su aumento, pero además, en la misma medida que sube el número de contagios, también sube la edad de los mismos, dato estos que hay que tener muy en cuenta a la hora de hacer una valoración de los mismos.

Mapa de riesgo de propagación del coronavirus en España

Quiere decir esto, que en la misma medida que sube la edad de los contagiados también sube su peligrosidad, y ese es un dato muy a tener en cuenta de lo agravante de la situación.

El gremio del ocio nocturno dice que ellos no son los culpables de los nuevos brotes, y es cierto pero a medias, no lo son de todos, pero sí de un número importantes de ellos. Como en todos los gremios intentan tapar las culpas defendiendo al sector, y eso está bien sino fuera por un pequeño detalle, tenemos en la red demasiados vídeos de locales de ocio que demuestran precisamente todo lo contrario, por eso las asociaciones del gremio y las directivas patronales deberían antes de dar una rueda de prensa, advertir a sus socios, que si incumplen la normativa de seguridad sanitaria en sus locales, están haciéndole un flaco servicio al sector, ya que por unos pocos se perjudicarán si las normas se hacen más restrictivas, todo el sector, ejemplo Cataluña prohibiendo el ocio nocturno, o Totana en Murcia, o Madrid, con obligar a cerrar dos horas antes.

Es lo que se suele decir, el que pagan justos por pecadores, pero las patronales no se mojan publicamente, y hacen todo lo contrario, defender a todo el sector, y como la ciudadanía ve los medios de comunicación, cuando sale un directivo de la patronal defendiendo al sector, lo más lógico es que no les crea, y con toda la razón.

Lo mismo sucede en la agricultura, el COVID-19 ha dejado al descubierto lo que todos sabíamos, incluidoas las organizaciones agrarias, el hacinamiento en sus habitas de los temporeros emigrantes.

Ha tenido que ser el COVID-19 el que le ha puesto cara a esa situación, por eso las organizaciones agrarias han mantenido la boca cerrada ante unos hechos que le han explotado en la cara, ni están, ni estarán y tampoco se les espera. Pero lo cierto es que ese hacinamiento ha provocado unos rebrotes que nos pueden afectar a todos, tiene la culpa todo el sector, no, de ninguna manera, tiene la culpa el que incumple, algunas asociaciones enseguida han salido a defenderlos a todos, y uno se pregunta, ¿ Se puede defender lo mismo al que cumple que al que incumple ?

Evidentemente no, así que defenderlos a todos por igual es hacerle un flaco servicio al sector, como en todos los gremios y sectores, están los que cumplen y los que no. Por eso en el tema de los temporeros es muy importante mejorar las condiciones de habitabilidad y de contratación de los mismos. Eso sería lo correcto humanamente, y al mismo tiempo legalmente.

El riesgo chabolista

Como digo sucede esa defensa ultranza en todos los gremios, lo mismo que sucede al revés, cuando un periodista o un medios se mete con un gremio, se suele decir, » todos los periodistas son iguales «, pero eso tampoco es cierto, están los que responden a la verdad y prestan un gran servicio a la ciudadanía, y los que responde a un determinado partido político, o al IBEX-35 o intereses nada claros, digamos los que no son dueños de lo que escriben, y en los medios eso evidentemente es muy grave, mantener la libertad de decir lo que se piensa es muy costoso, por eso nunca se me ocurriría decir ni defenderlos a todos, sería un gesto de irresponsabilidad manifiesta.

Y eso es válido para todos los gremios y sectores, o lo que es igual, ni están todos los que son, ni son todos los que están.

Pero si que tiene que quedar claro una cosa, que si no usamos la responsabilidad individual y la solidaridad colectiva contra el COVID-19, puede que este nos confine nuevamente, y si eso sucede, la situación para la inmensa mayoría se puede volver crítica economicamente, y puede que nos puedan costar muchas más vida de las que nos ha costado hasta ahora, por eso es importante mantener tres cositas que ayudan y mucho a mantener el virus alejado, la mascarilla, la distancia social y la higiene, y si te puedes mantener en casa mucho mejor.

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS?

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

LOS MERCADOS AGRÍCOLAS Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA ES MUY IMPORTANTE, PERO LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA MAYOR ES LA QUE NOS LLEGA DE PAÍSES TERCEROS, IGUAL QUE LAS LAS PLAGAS QUE TAMBIÉN ENTRAN.

De vital importancia es que se vigile la seguridad alimentaria en todos los aspectos, está en juego la salud de todos, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, ha puesto en funcionamiento En cumplimiento con el Programa Nacional de Control Oficial de la Higiene de la Producción Primaria Agrícola y del Uso de Productos Fitosanitarios y ha pedido a los ayuntamientos las autorizaciones de venta directa de los productos agrícolas por parte de los agricultores.

El Gobierno canario presenta una propuesta de modificación del POSEI para 2021 adaptada a la realidad del Brexit

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha culminado la elaboración de una propuesta de modificación del POSEI para el año 2021 que ha tratado de consensuar al máximo con las organizaciones agrarias del Archipiélago para adaptar el programa a la realidad del Brexit. El documento, aceptado por el Ministerio de Agricultura, Pesca […]

LO QUE LA SEMANA NOS DEJA, QUE POR CIERTO NO ES NADA AGRADABLE.

Esta semana no es precisamente como para darle una medalla por lo bien que se ha portado, el COVID-19 sigue haciendo estragos en diferentes comunidades autónomas, y muchos jóvenes, con la permisividad de los padres, no han terminado de entender que el COVID-19 sigue al acecho y que al menor descuido que tengamos con el, volverá a tener la misma virulencia que tuvo en marzo y abril.