Publicado el Deja un comentario

QUE DE LO QUE SE DIGA, A LO QUE SE HAGA, NO EXISTA UN TRECHO.

Fernando Aleman.

Adan carrilero.

Los agricultores siguen sin escuchados salvo casos contados. Si nos fijamos bien en las comunidades autónomas que han dado un paso adelante para hacerle frente al meollo de la problemática según las noticias que nos llegan por la prensa o por notas de prensa, solamente Canarias de la manó de una consejera que ha puesto el oído no precisamente para oir y si para escuchar al sector, a todo el sector no sólo a los que dicen ser los representantes oficiales del mismo.

Según sus palabras “Iremos puliendo las controversias que genera la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria en aspectos como la fijación de precios para cubrir los costes mínimos, dado que el gasto de producción varía en las distintas islas, incluso de una zona a otra en el mismo territorio, por lo que entendemos la preocupación del sector y buscaremos soluciones consensuadas”.

Eso lo dijo en en el marco del ‘X Foro del Sector Agroalimentario en Canarias’, que desde el Gobierno regional y de forma consesuada se haría. También dijo más cosas como por ejemplo: que puso énfasis en la coordinación con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y el diálogo con las organizaciones agrarias, explicó que el objetivo de dicha modificación es “principalmente la protección del agricultor y ganadero frente al fraude”, y en este sentido expuso algunas de las disposiciones más relevantes de la Ley, que pasan por una coordinación efectiva con el Gobierno de España.

No es todo pero por algo se empieza.

Se establecerán controles para la gran distribución no se salte la legalidad, y también contra el fraude alimenticio, me imagino que quiso decir, poder controlar mejor lo que ilegalmente entra de productos sabe dios de que sitio de paises terceros y en que condiciones. Las sanciones para todo tipo de infracciones parece que van a ser una realidad.

Digamos que se empieza a entrar en camino y eso es para aplaudir y por supuesto apoyar, no seremos nosotros los que digamos de esta agua no beberé ni este cura no es mi padre.


Pero, siempre hay peros, y es que en las fotos en su inmensa mayoría siempre aparecen los mismos, es decir, los mismo que durante años han sido capaces de mantener al sector en silencio. mientras la más absoluta de las ruinas se cernían sobre el sector, los hechos así lo demuestran. Y claro está, desde https://ruralidades.org/, no tenemos que preguntar, ¿son los interlocutores más validos o simplemente son los oficiales?los que la ley tiene como validos, que no tienen que ser los mejores, y de hecho han demostrado que no lo han sido.

Por eso puede que se corra un gran riesgo, y es que los interlocutores que se elijan no sean los más fiables para el sector, y hasta puede que sean los menos fiables, bueno eso es lo que pensamos, basta un recorrido de diálogo con los pequeños y medianos agricultores, ganaderos o de cualquier producción dentro del sector sin cámaras ni micros no fotos, y la diferencia de lo que dicen es como la noche y el día, el miedo es libre y encima gratis, y algunos se lo han cogido todo lo que les correspondía y un poco más.

Los problemas que atraviesa el sector son como decimos, muy viejos, pero las soluciones tienen que ser nuevas y con actitudes nuevas para que sean creibles, para el pequeño y mediano agricultor, para los grandes da lo mismo la respuesta, ellos tienen un mecanismo distinto de llenar el bolsillo y la cesta de la compra. La cuestión está en cómo sacar de la ruina al pequeño y mediano ? Y un simple ejemplo, el plátano, las ayudas del POSEI para el plátano son 141 millones de €, menos del 5% se llevan la mitad, las ayudas vienen precisamente por las condiciones de cultivar el producto en la Isla de La Palma, y resulta que la mayoría de ese reparto se hace por productividad y esa productividad está en Tenerife y Gran Canaria.

Cómo se arregla eso,¿ cuando precisamente las organizaciones agrarias están muy vinculadas a los grandes productores ?

La ganadería en Canarias, sin ninguna iniciativa durante años para tener un elemento propio que hiciera factible un sector de enorme importancia, si le preguntamos a cada ganadero siempre dirá y con suerte lo comido por lo servido, cuando no es más lo comido que lo servido. y mientras algunos a costa del forraje se han enriquecido los bolsillos a manos llenas, por poner un ejemplo, sólo del año 2019 los vendedores de forraje se llevaron por la cara 29 millones de €, no es moco de pavo, y hay que tener en cuenta la importancia que la ganadería tiene para Canarias, no podemos olvidar que tenemos los mejores quesos con diferencia del mundo, pero también que el consumo de lácteos para la ciudadanía es muy importante por su valor nutricional.

Cierto que son temas vitales, seguramente no serán muchos pero si de gran calado, por desde su consejería nos estamos jugando la soberanía alimentaria, y también su seguridad, y en eso confía la ciudadanía canaria, que lo que come tiene todas las ventajas para ser saludables, también entendemos que eso es una gran responsabilidad.

Con la salud no se juega decimos siempre, y de lo que comemos lo podemos logra.

El Parlamento Regional también debe jugar un importante papel, es donde se legisla, no es para una foto donde se han reunido de vez en cuando con unos agricultores o empresarios que dirigen una parte solo del sector, para poder legislar con toda la sabiduría es muy necesario antes escuchar, escuchar al conjunto del sector, para que luego se pueda legislar con equidad y siempre pensado en las personas que menos tienen y que son los más. Es lo que están deseando los agricultores, si se ponen a la labor de escuchar y son capaces de hacerlo por comarca en menos de dos meses podrían escuchar al sector primario de todas las islas, según nos dicen ellos eso sería lo bueno, lo ideal y lo más democrático, y en definitiva es para lo que han sido elegidos. Seguro que si lo hacen serán más sabios entenderán más al sector y podrán legislar para el mismo con mucho menos errores.

Y es que no se trata de llevar a unos pocos agricultores a la mesa del Parlamento, por algo muy sencillo no están en su territorio y por consiguiente se sienten incómodos salvo excepciones.

Queda claro que esto no es sólo para Canarias, que ya es hora de que las comunidades autónomas, todas, que tienen transferidas las competencias del sector, se pongan con seriedad a escuchar al sector, no a unos pocos, al sector, no a las organizaciones agrarias, al sector. Ya es hora de que se dejen de decir y hacerse fotos, para empezar hacer lo importante. Desarrollar los mecanismos necesarios para sacar de la ruina al sector, Pensar en cómo legislar a favor de los que menos tienen que más están sufriendo las consecuencias, pero parece que es mucho mejor políticamente hablando el echarle la culpa al gobierno, que es lo que quiere según lo que hemos visto a lo largo de los años las organizaciones agrarias, incapaces de hacer autocrítica y no aportar de verdad ningún planteamiento nuevo ni veráz.

Y queda claro que esta situación no se arregla solo desde el gobierno, ni sólo desde las comunidades autónomas, y tampoco desde la soledad del sector, las cosas se arreglan mucho mejor entre todos.

Pero entre todos los que son capaces ver ver y tener unas nuevas perspectivas del sector sin ninguna mochila en sus espaldas. Y por desgracias las organizaciones agrarias, más que una mochila tienen un contenedor.

Y es que viendo todo lo que ha pasado y pasa en el sector,es imposible no acordarse de Simone de Beavoir cuando escribió que el opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos. En absoluto estamos diciendo que hagan todo lo que hemos reflexionado en esta tarde del domingo 8-M, simplemente y con sinceridad creemos que sería bueno que se reflexionara, ya que los problemas que acontecen al campo, necesitan una solución para las navidades pasadas no para las próximas.

Deja un comentario