Publicado el

LA SOBERANÍA ALIMENTARIA NO ENTRA EN LA CEOE NI EN EL CIRCULO DE EMPRESARIOS.

Viendo y escuchando con mucha atención al presidente del Círculo de Empresarios de Madrid John de Zulueta Greenebaum lo que entiende como elementos más importantes para la salida de la crisis, es como para echarse a llorar, y más, después de haber visto hace unos días lo que decían los grandes empresarios en el cónclave que tuvo la CEOE, donde pasaron los grandes empresarios de la mayoría de los sectores.

Los tres pilares para salir de la crisis de los que esta tarde hablaba el Sr, de Zulueta son, la construcción, la venta de coches y el turismo. Es o no es para echarse a llorar, si a eso le unimos lo que pedían desde la CEOE días pasados el gran empresariado, es evidente que lo que se piensan es que unos pocos tienen que seguir ganando mucho a costa de la gran mayoría, y que los gobiernos tienen el deber y la obligación de hacer lo que ellos dicen, que todo debe ser privatizado y que la economía debe primar ante los derechos sociales.

De la crisis salimos si el gobierno asume las pérdidas, es decir todos los ciudadanos, pero cuando lleguen las ganancias, esas serán para unos pocos, poquitos, los de siempre, no hablemos de impuestos del que paguen más los que más ganan, para que exista un reparto justo de la riqueza, seguiremos con los paraísos fiscales, todo lo que han planteado es lo de siempre, más cemento, más coches, solo turismo y menos impuestos.

A eso se le llama solidaridad empresarial.

Pero además, nada se habla de la soberanía alimentaria y de cuidar al sector primario sobre todo de la pequeña y mediana empresa y de la agricultura familiar o de la pesca artesanal, por lo que se ve la gran empresa no piensa en el sector primario como sector estratégico para en primer lugar la buena alimentación, y como elemento de vital importancia para combatir el cambio climático, parece por su olvido, que la alimentación se produce en los lineales de la gran superficie.

Al parecer la soberanía alimentaria donde de verdad funciona es en los despachos de la gran industria agroalimentaria, que es lo mismo que decir de las grandes corporaciones que nos dicen lo que debemos de comer y donde lo debemos de comprar, allí donde más caro nos resulta que son precisamente los que más barato lo intenta comprar. Por eso resulta más rentable comprar la carne en las macrogranjas de Brasil a pesar de ser productos cargados de antibioticos, de irresponsables gobiernos amantes de la desforestación, para producir más y peor alimentación, con transgénicos o cargados de pesticidas, o esclavizando con salarios indignos.

Pero todo , todo tiene que ser en función del negocio. Y ni tan siquiera un párrafo para cuidar y dignificar el sector primario.

¿Se puede permitir algún país del mundo perder su soneranía alimentaria ?

Nosotros creemos que no, que perder esa soberanía es depender en la misma medida que se va perdiendo de los más grandes especuladores, lo vemos en los países africanos que la han perdido por sequías u otros condicionantes, lo que se arrastra cuando esa soberanía se pierde es el hambre para muchos. Por eso, cada acuerdo que se haga con otros países poniendo como moneda de cambio al sector primario de la pequeña y mediana empresa y la agricultura familiar, es remar hacia ese precipicio, pero también es hacer posible que la agricultura se aglutine entre los poderosos fondos de inversión o buitres carroñeros, que saben que no se puede dejar la alimentación ya que nos va la vida en ello. Por eso hay que mimar y cuidar al sector primario, o de lo contrario las condiciones de vida del ser humano cambiarán mucho, y no precisamente para bien. Tenemos una responsabilidad muy grande con las generaciones venideras y por supuesto con los más jóvenes, y eso no debería ser un negocio. El cambio climático está ya demostrándonos lo que puede hacer, la agricultura y más la familiar es la que más puede hacer en el campo por contener los efectos, no la perdamos o nos podemos perder con ella.

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS?

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

LO QUE LA SEMANA NOS DEJA, QUE POR CIERTO NO ES NADA AGRADABLE.

Esta semana no es precisamente como para darle una medalla por lo bien que se ha portado, el COVID-19 sigue haciendo estragos en diferentes comunidades autónomas, y muchos jóvenes, con la permisividad de los padres, no han terminado de entender que el COVID-19 sigue al acecho y que al menor descuido que tengamos con el, volverá a tener la misma virulencia que tuvo en marzo y abril.

LA SOBERANÍA ALIMENTARIA NO ENTRA EN LA CEOE NI EN EL CIRCULO DE EMPRESARIOS.

Viendo y escuchando con mucha atención al presidente del Círculo de Empresarios de Madrid John de Zulueta Greenebaum lo que entiende como elementos más importantes para la salida de la crisis, es como para echarse a llorar, y más, después de haber visto hace unos días lo que decían los grandes empresarios en el cónclave que tuvo la CEOE, donde pasaron los grandes empresarios de la mayoría de los sectores.

A LA ATENCIÓN DE LOS SRES. PRESIDENTES DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

La Federación de Asociaciones contra la contaminación acústica y en defensa del Patrimonio y La Federación Regional contra el Ruido de Extremadura Por medio de sus presidentes se dirigen a usted para expresarle su preocupación ante la relajación de las medidas de seguridad que se están produciendo actualmente en todo el país y que están teniendo […]